La Gilda, el pintxo más conocido

 

La Gilda - Maisor

Los “pintxos”, primos-hermanos de las tapas y banderillas, son uno de los mayores atractivos gastronómicos del País Vasco. ¿Sabéis de donde provienen?

Cuenta la leyenda que los pintxos surgieron en los años 30 en San Sebastián. La capital guipuzcoana estaba en pleno auge turístico por aquel entonces, que a causa de la fama aportada por la aristocracia se había convertido en el destino turístico por excelencia en periodo estival. Como buena ciudad balneario, La Playa de La Concha levantaba pasiones entre los visitantes, y los comercios no perdían la oportunidad de sacar provecho de la situación.

 

<< Descarga gratis el Recetario Maisor para elaborar deliciosos pintxos muy facilmente >>

 

 

Paseo de La Concha (1905-1911). Archivo Thomas. IEFC
 

El entonces dueño del bar La Espiga, establecimiento que permanece abierto en la actualidad, no dudó en sacar provecho de su idílica ubicación, anexa a la Playa de La Concha, cuando se percató de que su clientela iba aumentando. Con objeto de que los paseantes entraran a su bar, comenzó a ofrecer en su mostrador suculentos aperitivos a precios razonables. ¿Que de donde viene el nombre? Se debe básicamente a su composición; algo de comida colocado sobre un trozo de pan y sujetos por un pincho o palillo.

El éxito de los pintxos fue propagándose boca a boca gracias a los clientes de La Espiga y muchos otros bares empezaron a crear diferentes pinchos, tanto fríos como calientes. Había nacido el “pintxo”.

 

Fuente: www.commons.wikimedia.org

 

Blas Vallés, vinatero navarro y dueño del todavía abierto establecimiento Casa Vallés dió rienda suelta a su imaginación a la hora de crear sus propios pintxos. Y es que en ese mismo bar, allá por el año 1946, nació la tan conocida “Gilda”.

 

La Gilda “salada, verde y un poco picante”

 

Aunque tradicionalmente se tratara de pequeñas porciones de comida colocados encima de un trozo de pan, los pintxos fueron evolucionando a medida que evolucionaba la imaginación de los hosteleros. A Blas Vallés, se le antojó unir con un palillo una aceituna, una guindilla de Ibarra y una anchoa del Cantábrico en salazón. Sencillo y genial, el pintxo fue un éxito.

Ese mismo año se estrenó la película “Gilda” encarnada por la actriz Rita Hayworth y Joaquín Aramburu, más conocido como “Txepetxa” y quien era cliente habitual del bar Casa Vallés vio reflejada en aquel pintxo a la protagonista de la película “Gilda”. Decía que al igual que ella, el pintxo era “salado, verde y un poco picante”.

 

Rita_Hayworth

 

Tanto el pintxo como su nombre se extendieron rápidamente por San Sebastián y más tarde por todo el norte del país. Con más de 70 años a sus espaldas, la Gilda goza de buena salud y se sigue degustando acompañado de algo de vino o de aperitivos agridulces como el vermut que casan a la perfección con el sabor ácido de este bocado.

Aunque se trate de una composición sencilla, existen algunos consejos que podemos ofreceros sobre la elaboración de este pintxo.

 

Cómo elaborar una gilda perfecta

 

No es ningún secreto que el éxito gastronómico reside en gran medida de la calidad de la materia prima con la que se elabora el plato. En este caso, y siguiendo los consejos de los expertos, aconsejamos utilizar aceitunas del tipo manzanilla con hueso, guindillas que no sean picantes y anchoas del Cantábrico de buena calidad, como las nuestras.

 

Anchoas Maisor artesanal

 

Para asegurarnos de la buena calidad de la anchoa en conserva, podemos atender a varios requisitos. Por un lado, es importante que la anchoa no tenga espinas ni barba y que esté salado en su justa medida. Al tratarse de un pescado muy delicado, en el obrador de Maisor elaboramos nuestras anchoas de manera artesanal y siguiendo a la tradición de la conserva que se ha ido perfeccionando año tras año. Además, utilizamos “anchoa de campaña” capturada en su momento óptimo en el Golfo de Vizcaya por los barcos de Getaria. Seleccionamos nosotros mismos la anchoa que queremos manipular y las limpiamos una a una con paciencia y mimo, asegurando la máxima calidad de las anchoas Maisor.

En cuanto a la elaboración de una Gilda en casa, es de lo más sencillo. Solamente hay que ensartar un par de guindillas en un palillo junto con un filete de Anchoas Maisor en aceite de oliva y una aceituna para finalizar.

Si seguís nuestros consejos, ¡la gilda será exquisita!. Os recomendamos también acompañar el intenso y fresco sabor de la Gilda con un txakoli de Getaria bien frío.

 

¿Te gustaría elaborar una serie de deliciosos pintxos?

 

La preparación de pintxos se ha convertido en todo un arte. Actualmente los cocineros juegan con distintos elementos para crear composiciones llamativas y deliciosas. La variación de productos también es infinita; merluza, bacalao, anchoas, boquerones, verdel, bonito del norte, ventresca...

Como en Maisor contamos con muchos de los productos utilizados en pintxos, hemos decidido ofreceros un pequeño recetario de pintxos para que de una manera muy sencilla podáis elaborar en casa una variedad de deliciosos pintxos y ser así los mejores anfitriones. ¿Quieres conocerlos?

 

de

 

 

 

Suscripción a la newsletter