Pescadores guipuzcoanos nos cuentan cómo pescan la anchoa del Cantábrico

Nuestros arrantzales hablan sobre sus comienzos en la pesca, los sacrificios de este antiguo oficio y los desafíos que supone para el futuro. También nos enseñan la técnica que utilizan para pescar la anchoa del Cantábrico, la sardina, el chicharro y el verdel, y las innovaciones que han ido haciendo a lo largo del tiempo.


El puerto de Getaria es uno de los más importantes del litoral vasco, de eso no hay duda. Cada año es el punto hacia donde se dirigen todas las miradas para saber cómo se van desarrollando las distintas campañas a lo largo de la temporada. Pero hay otros puertos guipuzcoanos que también se dedican a la pesca de la anchoa, la sardina, el chicharro y el verdel, y que también tienen mucha tradición.

En el vídeo producido por Azti Tecnalia que acompaña a este post, un grupo de arrantzales (pescadores en euskara) de los puertos más emblemáticos de Guipúzcoa, nos cuentan cómo se iniciaron en su trabajo en el mar.

Nos explican las distintas técnicas que se utilizan para pescar anchoa del Cantábrico, sardinas, chicharro, verdel, todo salpicado de anécdotas y conmovedores relatos que muestran lo sacrificado del oficio, el ingenio de estos hombres de mar, sus añoranzas de tiempos pasados, su preocupación por el futuro de la pesca y su esperanza en las próximas generaciones.

Nos habla de la pesca de cerco o traña, arte más utilizada por la flota vasca para pescar anchoa del Cantábrico, el verdel y el chicharro.

Los arrantzales nos cuentan cómo ha ido evolucionando la pesca de cerco desde mediados del siglo XIX, que fue cuando se adoptó, hasta nuestros días. Cómo fueron introduciendo nuevas tecnologías que les ayudaban a aumentar las capturas y mejorar la calidad final del pescado al descargarlo en puerto.

Los pescadores guipuzcoanos también aprovechan de dar un toque de atención a las autoridades para mejorar las condiciones en las que se comercializa el fruto de su sacrificio y así asegurar la viabilidad y futuro del sector.

"No están cerrando puertas" reclaman los pescadores al ver como, cada vez más, aumentan las exigencias y condiciones para la flota vasca, y cómo cierran las puertas a las nuevas generaciones que quieran dedicarse a este noble y duro oficio.

Desde Anchoas Maisor queremos brindar un homenaje a nuestros arrantzales, que con su sacrificio y trabajo generan movimiento en la economía de la región. Dan vida a los pueblos costeros, generan puestos de trabajo e industria ahí donde se establecen.

Enriquecen la gastronomía local, dan valor y mejoran nuestras dietas con laAnchoa del Cantábrico, el Verdel y el Bonito del Norte, ricos en omega3, que pescan.

Cuando vengas a nuestra tienda MAISOR - La experiencia del Cantábrico, en el puerto de Getaria, no olvides dar una vuelta por el puerto y recordar el sacrificio de muchos hombre y mujeres que han dedicado sus vidas para mantener viva esta antigua tradición getariarra.

puerto de getaria maisor.png

Subscribe to Email Updates